El auge de las experiencias culinarias de lujo que unen moda y comida

Por qué las tiendas de moda icónicas están abriendo bares, restaurantes y pastelerías

En una época en la que la cultura de consumo se relaciona la moda con las opciones de estilo de vida, está surgiendo una nueva tendencia entre la alta costura y la alta cocina. Las marcas de moda se adentran en el mundo culinario, abriendo cafés, restaurantes y pastelerías, marcando una fusión de gusto y estilo.

Esta convergencia es un movimiento estratégico para cautivar a los consumidores de la Generación Z y crear experiencias de marca inmersivas. Para la industria de la panadería, pastelería y chocolate, esta tendencia presenta una oportunidad para aprovechar la artesanía y los hábitos de consumo de maneras novedosas.

Las colaboraciones recientes entre marcas de la moda y puntos culinarios subrayan esta creciente tendencia. La casa de moda británica de lujo Burberry, famosa por sus gabardinas y sus estampados a cuadros, se hizo cargo del Norman's Cafe, con sede en Londres, un lugar para desayunar que sirve clásicos británicos. En la semana previa a la Semana de la Moda de Londres Primavera/Verano 2024, el restaurante se transformó con cortinas a cuadros de Burberry y vajillas con el jinete del logo de Burberry. El menú incluía platos como el 'Thomas Burberry Sandwich': pan de masa madre con rosbif, crema de rábano picante y berros.

Burberry at Norman’s Cafe

Louis Vuitton chocolates

En París, Louis Vuitton abrió Maxime Frédéric en Louis Vuitton, una cafetería y chocolatería ubicada en el lujoso hotel Cheval Blanc Paris. Allí, Maxime Frédéric, pastelero del año 2022 de Gault & Millau, sirve pasteles y chocolates inspirados en los motivos y estampados icónicos de la casa de moda como chocolates con el monograma LV y pasteles con la forma de las flores icónicas de la marca de cuero.

Maxime Frédéric at Louis Vuitton

Los restaurantes de diseño no son nuevos

Que las casas de moda se aventuren en el mundo de la comida no es una novedad. Marcas de lujo como Prada, Armani y Bulgari fueron pioneras en abrir sus propios restaurantes y cafés a finales del siglo XX. Algunos ejemplos famosos son la colaboración de Chanel con el célebre chef francés Alain Ducasse. Juntos abrieron el restaurante Beige en la sede y tienda insignia de Chanel en Ginza, Tokio, en 2004. El restaurante, con dos estrellas Michelin, se caracteriza por una cocina francesa moderna. Desde 2018, Gucci ha abierto cuatro restaurantes en todo el mundo junto con el chef Massimo Bottura, llamados Gucci Osteria. En Florencia, Los Ángeles, Seúl y Tokio ofrecen una muestra del lujo italiano con platos que capturan la energía juvenil que encarna Gucci. 

Gucci Osteria

Marketing experiencial

El número de nuevos establecimientos gastronómicos abiertos por marcas de moda ha crecido en los últimos años. Forma parte de las estrategias de marketing experiencial que han adoptado estas marcas. Cuando Dior remodeló su sede del 30 de la Avenue Montaigne de París, no se limitó a crear una tienda insignia, sino que incluyó un museo, un restaurante, una pastelería, el despacho original de Monsieur Dior y un apartamento para pernoctar. 

Conectar a los consumidores con las marcas

"Uno de los aspectos más apasionantes del proyecto 30 Montaigne es que se trata de un viaje a través de la esencia interior de la marca, expresada a través de la arquitectura, el interiorismo y la experiencia de cada espacio", declara a Wallpaper el arquitecto de la tienda, Peter Marino. "No se trata de una sola idea en todas partes, sino más bien de un recorrido por espacios que cuentan una historia, que mantiene al cliente comprometido y emocionalmente conectado con Dior de principio a fin".

Dior’s 30 Avenue Montaigne

Experiencias de marca inmersivas

La experiencia multisensorial de una visita a un restaurante es la forma perfecta para que las marcas de lujo permitan a sus fans probar su identidad de marca con todos los sentidos. Está el interior, la vajilla, el emplatado, el olor y, por supuesto, el sabor de los platos. Todo lo cual puede transmitir la herencia de la marca y realzar la calidad artesanal. La combinación de la comida y la moda no se trata sólo de saborear delicias; es un movimiento estratégico para cautivar a los consumidores y crear experiencias de marca inmersivas.

Celebración de la artesanía

Al invertir en el arte de la presentación y preparación de los alimentos, las marcas de alta gama cultivan un sentido de exclusividad y sofisticación que resuena entre los consumidores más exigentes. En el corazón de esta tendencia se encuentra el énfasis en la artesanía y la atención al detalle. Las experiencias culinarias que crean las marcas de moda reflejan su compromiso con la excelencia. Las colaboraciones con chefs de renombre y creativos culinarios elevan estas experiencias.    

Economia del consumidor

Otro factor que contribuye a la fusión de moda y gastronomía es el cambio en la economia de los consumidores. Hoy en día, la gente gasta una mayor parte de sus ingresos en bienestar, hospitalidad y gastronomía. En Estados Unidos, aproximadamente el 49% del dinero que los consumidores gastan en alimentos se destina a comer fuera de casa. Eso hace que sea comercialmente interesante transformar espacios minoristas de bajo rendimiento en lugares de hostelería, un movimiento atractivo para las marcas que buscan posicionarse como marcas de estilo de vida.

Choo Cafe by Jimmy Choo

Diversificación de marcas

Al abrir una cafetería, pastelería o bar, las tiendas de moda pueden ampliar su audiencia y diversificar sus fuentes de ingresos. Y al ubicar esos puntos de venta en sus tiendas insignia, esperan que los consumidores terminen comprando algunos productos también. De cualquier manera, las experiencias gastronómicas contribuyen a la fidelidad del cliente y ayudan a aumentar el conocimiento de la marca. Los cafés temporales en los grandes almacenes Harrods de Londres de marcas como Jimmy Choo en 2022 y Prada en 2023 ofrecen una enorme cobertura mediática.

La generación Z impulsa la tendencia

Los consumidores de la Generación Z son un impulsor especialmente importante de esta tendencia. Como tituló un artículo de Vogue Business: “Para la generación Z, la comida es el nuevo lujo”. Los consumidores jóvenes están locos por la estética de las redes sociales y dan gran valor a la autenticidad. Esto ha “impulsado a los alimentos a la vanguardia del consumo de lujo”, según Vogue. Como nativos digitales, los miembros de la Generación Z buscan autenticidad, personalización y validación social en sus decisiones de compra y adoptan las experiencias culinarias como símbolos de estatus y moneda cultural. 

¿Quieres explorar más ejemplos de estos establecimientos de comida de casas de moda?

Echa un vistazo:

Artículos relacionados

Golosinas sanas y sabrosas: un delicado equilibrio

Golosinas sanas y sabrosas: un delicado equilibrio

Los alimentos más sanos encabezan hoy las listas de la compra. El 60% de los consumidores prefiere comer menos o en porciones más pequeñas y el 58% elige alternativas más saludables. Pero el sabor y la textura siguen reinando.

Ingredientes de origen vegetal que saben bien y hacen bien

Ingredientes-de-origen-vegetal-que-saben-bien-y-hacen-bien

Eleva tu salud y tu paladar con ingredientes de origen vegetal. ¡Adopta la sostenibilidad hoy!

El auge de los NFT alimentarios y su impacto

El auge de los NFT alimentarios y su impacto

Una de las mayores tendencias del momento es la "disrupción física": una experiencia que integra el mundo físico y el digital. Uno de los aspectos derivados de esta tendencia son los alimentos NFT. Obtén más información sobre los NFTs alimentarias y su impacto en las industrias de la panadería, la pastelería y el chocolate, y descubre 5 ejemplos geniales e inspiradores.

3 Maneras de conquistar a la generación Z

3 Maneras de conquistar a la generación Z

Las nuevas generaciones muestran un interés creciente por los alimentos que consumen, porque son conscientes de cómo sus elecciones impactan en el planeta