Combatiendo el coronavirus junto con los productores de cacao en Costa de Marfil

11 may 2020

Blog

“Mi plantación de cacao está a 8km de mi casa. Antes de la pandemia la gente del pueblo me llevaba en sus motocicletas hasta allí. Ahora tengo que ir caminando” (Amon Guiro Béatrice – Agricultora de nuestro programa Cacao-Trace – 55 años, madre soltera de 5 niños).

Estas son las palabras de Béatrice, una de nuestras agricultoras de Cacao-Trace en Costa de Marfil. Hoy, el Covid-19 se ha convertido en un desafío añadido para la comunidad mundial de productores de cacao. Las historias de Béatrice, Adama y Yoplo, y los 1602 miembros de la comunidad de agricultores de Cacao-Trace en Costa de Marfil, nos ayudan a comprender mejor cómo es el impacto real de la crisis. “Imagina por un momento que esta enfermedad aún dura mucho tiempo y el confinamiento es total. Mi temor es que la gente muera, mucho más por el hambre que por la enfermedad del coronavirus" (Yoplo Jean - Cacao-Trace agricultor en el pueblo Grand-Grëleon, región de San Pedro en Costa de Marfil - padre de seis hijos).

Manteniendo abiertos nuestros centros

A pesar de la disminución esperada en la demanda de chocolate debido a Covid-19, mantenemos abiertos nuestros centros y mantenemos el compromiso de volumen de abastecimiento de cacao. Béatrice explica lo importante que es esto para la comunidad y cómo esto marca una diferencia crucial en sus vidas hoy: "Como el Centro de Postcosecha Cacao-Trace permanece abierto, no tengo que preocuparme por vender mis granos de cacao. Otros agricultores en el pueblo, que no están en el programa de CT, experimentan serias dificultades. Sus compradores habituales les dicen que debido al Coronavirus, no hay dinero para comprar. Desde que comenzó la enfermedad, han cerrado sus tiendas. Me siento realmente privilegiado de ser un agricultor de Cacao-Trace. Estoy muy feliz de ser parte del programa ".

Como siempre, los agricultores de Cacao-Trace reciben su prima de calidad además del precio de mercado al entregar el producto. En estos tiempos de crisis, estamos convencidos de que esta fuente de ingresos es crucial para la comunidad de agricultores. “Después de nuestras entregas al centro, se nos paga en el acto y tendremos los medios financieros para hacer las compras. Hoy, si el centro se cerrara debido a esta enfermedad, nosotros los granjeros no tendremos nada que comer. "(Nebie Adama - Granjero de Cacao-Trace - 46 años - padre de cinco hijos).

Garantizar medidas preventivas de saneamiento e higiene.

Se permite que el trabajo en las plantaciones de cacao continúe de manera segura, ya que el distanciamiento social se puede aplicar fácilmente y el riesgo de propagación del virus mientras se trabaja allí es muy bajo.

Para proteger a nuestros agricultores contra el Covid-19, hemos instalado medidas y pautas de protección. Belcolade y Puratos se comprometen a proporcionar a todos los agricultores máscaras protectoras, jabón y cubetas para lavarse las manos. “Cacao-Trace ha actuado rápidamente al compartir información sobre medidas de protección. Se realizó una toma de conciencia, respaldada por carteles con dibujos que explican las medidas de protección mencionadas. Damos las gracias a Puratos por estas acciones. Los kits sanitarios que recibimos nos permiten protegernos contra esta enfermedad en el hogar y en nuestra plantación." (Yoplo Jean - Cacao-Trace agricultor en el pueblo de Grand-Grëleon, región de San Pedro en Costa de Marfil - padre de seis hijos).

Mantener el bono de chocolate al mismo nivel que en 2019

Una de las piedras angulares del programa Cacao-Trace es el Bono de Chocolate. Por cada kg de chocolate vendido, se devuelve un bono de 10ct/€ a la comunidad de agricultores. Esto es posible gracias al enfoque de calidad del programa (que comparte el valor de los granos de cacao de alta calidad). No importa el volumen de ventas para este año, nos comprometemos a mantener el bono al menos al mismo nivel que en 2019, así la posible disminución en la demanda de chocolate no tendrá ningún impacto.

Preparados con medicamentos, alimentos y apoyo financiero.

A través de nuestra red de Cacao-Trace podemos seguir monitoreando la situación cuidadosamente. Dependiendo de cómo evolucione la crisis, estamos preparados para tomar medidas adicionales y proporcionar medicamentos, alimentos y apoyo financiero. Las medidas serán financiadas por Puratos a través de la Next Generation Cacao Foundation.