Polarización en tiempos de cuarentena: ¿hacia dónde irá el comportamiento del consumidor?

16 abr 2020

Blog

La cuarentena doméstica, el autoaislamiento, los cierres patronales y otros tipos de distanciamiento social se han implementado en prácticamente todas las naciones del mundo. A las personas se les recomienda, se les dice u obliga a quedarse en sus hogares. En cuestión de semanas, la epidemia mundial ha transformado el comportamiento humano y ha afectado las relaciones sociales.

El fenómeno de la polarización

El fenómeno de la polarización, entendida como varios  grupos de personas que tienen posiciones encontradas, se potencia en tiempos de crisis. El New York Times predice un aumento de "Covidivorces" basado en el aumento de la tasa de divorcios que se produjo en China como consecuencia de la crisis sanitaria. Al mismo tiempo y en el otro extremo, el periódico espera una ola de "coronababies" y una nueva generación los"quaranteens" en 2033.

Otra polarización importante que es visible durante la crisis de hoy es la de "en forma o gorda". Como casi todas las actividades sociales se han borrado de la agenda, las personas se quedan con mucho tiempo libre. Una forma de pasar este tiempo libre es comer en exceso mientras se miran series y películas. Netflix, YouTube y otros sistemas de entretenimiento han visto aumentado su nivel de uso hasta el punto que decidieron reducir la calidad de transmisión durante al menos el próximo mes para evitar que Internet se colapse.
Por otro lado, las ventas de equipos de gimnasia en interiores se han disparado. Se han informado retrasos en las entregas de estos productos incluso en tiendas especializadas en artículos deportivos. En países como Bélgica, donde todavía se permite salir al aire libre para realizar actividades físicas, se ha informado que los parques y bosques de la ciudad están abarrotados de personas caminando, trotando o en bicicleta.

Hoy en día estar en forma es de suma importancia para mantener un estilo de vida saludable. Sobre este tema, la Organización Mundial de la Salud escribió el 23 de marzo de 2020 en una nota informativa sobre Covid-19 y las enfermedades no transmisibles: “Un estilo de vida saludable hará que todas las funciones corporales funcionen mejor, incluida la inmunidad. Comer dietas saludables, con muchas frutas y verduras, mantenerse físicamente activo, dejar de fumar, limitar o evitar el consumo de alcohol y dormir lo suficiente son componentes clave de un estilo de vida saludable ”.

Además de estar activo, seguir una dieta saludable es fundamental. La declaración de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) es clara: "Si bien no hay alimentos ni suplementos dietéticos que puedan prevenir la infección por Covid-19, mantener una dieta saludable es una parte importante para apoyar un sistema inmunológico fuerte".

Cómo hacemos frente al Covid-19 en Puratos

Antes del brote de Covid-19, los consumidores estaban adoptando un enfoque proactivo al cambiar sus patrones de dieta con el propósito de mantener una buena salud y un buen sistema inmunológico. El 53% de los consumidores han realizado cambios en sus dietas y estilos de vida para mejorar su sistema inmunológico. Los cambios dietéticos más extendidos que los consumidores han estado haciendo antes de la crisis son:

  • Comer más frutas y verduras frescas (63%)
  • Aumento de la ingesta de proteínas (62%)
  • Reducir la ingesta de azúcar (56%)
  • Aumento de la ingesta de vitaminas y minerales (40%)

Durante esta crisis, las personas han vuelto a cambiar sus hábitos de compra: así, como estamos en un momento de acumulación de existencias, han aumentado las compras de alimentos enlatados como las legumbres. Sin embargo, era mucho menos esperado ver un aumento significativo en la comida vegetal como la leche de avena, o los productos probióticos como la kombucha. Por otro lado, la venta de productos de frutas y verduras frescas ha disminuido, lo que podría estar relacionado con la escasez de existencias.

¿Qué pasará después del Covid-19?

¿Cuáles serán los hábitos de consumo una vez superemos esta crisis? Sólo lo sabremos con el tiempo pero de momento, y basándonos en lo que ha pasado en China, podemos esperar que los hábitos adquiridos durante el brote puedan perdurar en el tiempo y formar parte de del día a día de los consumidores. De esta forma pondrán más enfásis en el etiquetaje de los productos buscando los más o mejor nutricionales, y también confiarán en la compra online o aplicaciones que les ayuden a ser más responsables y comprometidos con mantener una dieta saludable para lograr un estilo de vida ético.